El presente trabajo examina la evolución del discurso sobre la reforma carcelaria mexicana a partir de mediados del siglo XIX hasta el Congreso Constituyente de 1916-17. Reconoce que se da una fuerte continuidad en el discurso sobre la reforma carcelaria de las élites mexicanas, en particular su preocupación acerca de la criminalidad de las clases bajas. Al mismo tiempo reconoce los esfuerzos de los revolucionarios por poner un freno al abuso potencial del poder ejecutivo al negar a Carranza un sistema penitenciario controlado desde el centro, descentralizando así los medios de represión.

This content is only available via PDF.