Breve historia de nuestro neoliberalismo de Rafael Lemus traza la relación cómplice entre la cultura (las instituciones, los medios, los intelectuales) y la puesta en marcha de las políticas neoliberales en México. Se enfoca en las grandes figuras de Octavio Paz y Carlos Monsiváis; en las revistas más destacadas, Vuelta y Nexos; en la exhibición más importante, Mexico: Splendors of Thirty Centuries; y en el movimiento social más significativo de fines del siglo XX: el zapatismo. Su investigación parte de textos ya clásicos como A Brief History of Neoliberalism (2005) de David Harvey, Nacimiento de la biopolítica (2007) de Michel Foucault y El desacuerdo (2012) de Jacques Rancière, para luego dialogar con teóricos más recientes como Jon Beasley-Murray, Wendy Brown, Irmgard Emmelhainz e Ignacio Sánchez Prado, que han reflexionado ampliamente sobre movimientos antagónicos sociales, políticos y culturales en el contexto neoliberal.

El estudio se compone de cinco capítulos que revisan disputas, manifiestos, exhibiciones y escrituras contestatarias que marcan el siglo XX mexicano. La primera parte se inserta en la conversación crítica iniciada por John King, Malva Flores y Guillermo Sheridan sobre grupos y revistas literarias. Lemus examina Vuelta, editada por Paz entre 1976 y 1988, que describe como una revista de carácter combativo, “ferozmente anticomunista y antipopulista” (26). A pesar de que en ella confluyen narradores y poetas latinoamericanos (Jorge Ibargüengoitia, Eduardo Lizalde, Ulalume González de León, Ida Vitale), europeos (Joseph Brodsky, Juan Goytisolo) y estadounidenses (Mark Strand, John Ashberry), como él mismo menciona, el análisis se concentra en la dimensión política de la revista.

El segundo capítulo se dirige hacia el terreno del arte en el cual Lemus analiza “la exposición más grande jamás albergada” por el Museo Metropolitano de Nueva York, “la puesta en escena más monumental del patrimonio cultural mexicano” (59). A pesar de la belleza de las “400 piezas (códices, vasijas, muebles, joyas, mitras, cálices, retablos, pinturas, grabados, esculturas)”, Lemus lee la exposición como “un acto [excesivo] de Estado: una millonaria operación de rebranding nacional” (59). La curaduría explota el lado exótico, decorativo e híbrido del arte para presentar una narrativa en sintonía con el proyecto modernizador del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. El énfasis en la riqueza cultural funciona como una herramienta de negociación: “El reto que afronta el gobierno…es el de presentar, dentro y fuera de las fronteras mexicanas, una imagen de una nación contemporánea y cosmopolita que es a la vez la nación de siempre” (74). Los objetos de arte se resignifican en el contexto de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC); representan un México estable, rico y listo para ser consumido y reapropiado por un público extranjero. Por otro lado, como bien subraya Lemus, “el relato histórico que se esboza en México: Splendors of Thirty Centuries” (80) borra toda tensión racial y social desarticulando la potencia política de las obras. Esta imagen de México se desmorona cuando “el día mismo de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, el 1 de enero de 1994, la atención se desplaz[a] súbitamente hasta el otro extremo del país, la frontera sur, donde una insurgencia indígena reventará…el fastuoso cuento híbrido de los 30 siglos de esplendor” (91).

El tercer capítulo regresa a las disputas entre las dos grandes figuras y revistas del momento: Paz versus Monsiváis / Vuelta versus Nexos. Lemus atiende las diferencias entre los intelectuales que se manifiestan en los continuos debates. En sus polémicas literarias, Paz y Monsiváis se ridiculizan y practican “de manera brillante, ese arte de la injuria” (97). Los intelectuales revisan “el estado de los regímenes socialistas, la situación sociopolítica de México y las obligaciones políticas del escritor” (98). Lemus contrasta la postura de Paz, quien “condena todo compromiso del intelectual con un grupo político” con la de Monsiváis, quien “descarta la posibilidad de que los intelectuales puedan mantenerse aparte” (101). Estas posturas influyen en su “vinculación y/o desvinculación con la ideología” y en su definición de cultura. Uno prefiere la “literatura difícil” o la “alta cultura”, otro la “literatura fácil” o la “cultura popular”, uno el ensayo, otro la crónica (100–124). Pero, como bien señala Lemus, el valor literario y la visión política es interrumpida por otro tipo de escritura: la zapatista.

La escritura zapatista ocupa el cuarto capítulo del libro. Lemus propone el zapatismo como un evento que interrumpe la hegemonía neoliberal desde su primer comunicado (“Hoy decimos ¡Basta!”). Su argumento dialoga con Abraham Acosta, John Holloway, Álvaro Reyes, Gareth Williams y Sergio Villalobos-Ruminott, pensadores que han releído los comunicados como textos que exploran los límites de la hegemonía y que proponen, “No esto o aquello: esto y aquello” (146). En su disección de la Primera Declaración de la Selva Lacandona, Lemus confirma una de sus grandes fortalezas: su capacidad para sintetizar la literatura existente y plantear con fuerza –y humor– sus ideas.

El quinto capítulo está dedicado a Monsiváis, el intelectual en un principio antagonista de Paz, progresivamente desencantado del socialismo y distanciado “de los regímenes comunistas (Cuba, el caso más importante)” (164) –un desencanto que alcanza al propio autor, testigo de la transición del neoliberalismo hacia la necropolítica–. El epílogo plantea nuevas inquietudes: ¿Es el gobierno de Andrés Manuel López Obrador el anuncio ya de un alba posneoliberal? La pregunta, sin respuesta, sitúa a Lemus –paradójicamente– de vuelta en la postura del intelectual que cuestiona, como sus antecesores, las obligaciones políticas del escritor.

Breve historia de nuestro neoliberalismo evidencia la trayectoria de Lemus del periodismo a la academia, de México a Estados Unidos y la consolidación de su pensamiento en el disputado campo intelectual. Revela la asimilación de la teoría crítica (extranjera) pero también la herencia y la cercanía con escritores nacionales, a pesar de sus diferencias. Ofrece la perspectiva apasionada de un crítico comprometido ferozmente con la cultura mexicana.

Gaëlle Le Calvez
University of Texas at Austin
Foucault
,
Michel
.
2007
.
Nacimiento de la biopolítica: curso en el Collège de France (1978–1979)
. Trad.
de Horacio Pons
.
Buenos Aires
:
Fondo de Cultura Económica
.
Harvey
,
David
.
2005
.
A Brief History of Neoliberalism
.
Oxford
:
Oxford University Press
.
Rancière
,
Jacques
.
2012
.
El desacuerdo: política y filosofía
. Trad.
de Horacio Pons
.
Buenos Aires
:
Nueva Visión
.