This article explores how the celebrated mining city of Zacatecas contributed to the history of astronomy through keen awareness of mineralogy. Two local meteorites shaped discussions of meteoritics around the world as institutions clamored for samples: one in 1792 and the other, a witnessed fall, in 1885. Using scientific journals and local accounts, this study analyzes how Zacatecas astronomers such as José Árbol y Bonilla participated in the circulation of knowledge of meteorites by sharing samples and including the stories of locals who participated in scientific discovery. This article concludes with an examination of private collectors, including Porfirian technocrats, who halted the meteorites’ journey.

Este artículo explora cómo la célebre ciudad minera de Zacatecas contribuyó a la historia de la astronomía a través de un conocimiento de la mineralogía. Dos meteoritos locales, uno en 1792 y el otro—una caída observada—en 1885, dieron forma a debates internacionales científicos mientras que las instituciones clamaban por muestras. Utilizando revistas científicas y relatos locales, el estudio analiza cómo astrónomos zacatecanos como José Árbol y Bonilla participaron en la circulación del conocimiento científico de los meteoritos en compartir muestras e incluir contribuciones de zacatecanos que participaron en el descubrimiento científico. Este artículo concluye con una discusión de los coleccionistas—incluyendo los tecnócratas porfiristas—quienes detuvieron el viaje científico de meteoritos.

You do not currently have access to this content.