En recientes años, el tema del Descubrimiento de América se ha vuelto inusitadamente vigente. En Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, México, Venezuela, en varias ciudades de Estados Unidos y algunos países de Europa, se han pintarrajeado, destruido o retirado de espacios públicos estatuas de Cristóbal Colón o de personajes vinculados a dicho suceso histórico. En ciertos lugares, el tema se ha politizado y esgrimido como bandera reivindicatoria de gobiernos o grupos culturales. Valdría la pena también preguntarse si acaso no tales actos están planteando, tras esa violencia simbólica, el cuestionamiento sobre el ser histórico de un país o nación, la reivindicación de derechos identitarios locales. Después de todo, según Tzvetan Todorov, el Descubrimiento de América “funda nuestra identidad del presente” (1987, 15).

En México, el tema del origen histórico ha sido objeto de intensa polémica desde su fundación. En los años ochenta del siglo XX, generó un encendido debate,...

You do not currently have access to this content.