En las narrativas de la arquitectura moderna latinoamericana, la Ciudad Universitaria de México tiene un lugar fundamental. Académicos y críticos han analizado in extenso las especificidades estilísticas e implicaciones simbólicas de este magno complejo cuyo plan maestro fue diseñado por los arquitectos Mario Pani y Enrique del Moral y construido en el área volcánica de El Pedregal de San Ángel al sur de la Ciudad de México entre 1950 y 1952.1 Sin embargo, en las narrativas sobre este significativo conjunto arquitectónico el VIII Congreso Panamericano de Arquitectos no ha sido estudiado. Carlos Lazo, gerente general de obras de Ciudad Universitaria, fue el organizador principal de tal congreso ocurrido entre el...

You do not currently have access to this content.